Lindsey Pelas se vino

La guapa modelo Lindsey Pelas  se vino… sí, estimado lector, se vino a México para trabajar en una sesión de fotos en la que, como es su costumbre, dejó muy poco a la imaginación con los diminutos atuendo que utilizó.

Resulta que la modelo de apenas 26 años y oriunda de Luisiana, Estados Unidos,  se encuentra talachando duro en Tulum, tomándose fotos atrevidas para un proyecto nuevo para una marca de trajes de baño, que tiene como fin mostrar sus más sabrosas carnes a los caballeros morbosos.

Entre las imágenes que más destacaron de esta chulada se encuentran dos en las que porta un traje de baño rosa que le deja destapado ese tambache tan sabroso que se manda.