Pide ayuda pa’ su nené

El pequeño se encuentra ingresado en el hospital Agustín O’Horán de la ciudad de Mérida

María Guadalupe Chuc Cemé está desesperada ya que su nené nació con un defecto en la pared abdominal y requiere de un tratamiento costoso que no puede pagar.

La mujer dice que hace dos meses le realizaron la cesárea en el hospital O’Horán, y fue desde entonces cuando le informaron que su bebé debía que quedarse ingresado pues le fue diagnosticado con onfalocele.

Según explica hasta el día de hoy vive por gracia de Dios y lo tienen estable, pues cuando nació estaba con el abdomen abierto y con los intestinos por fuera.

Incluso ya le han practicado varias cirugías pero le dijeron que necesita de un tratamiento especial y conseguir unas esponjas para estirar la piel, pero que le costaría alrededor de 22 mil 186 pesos, recurso con el que no cuenta.

Su esposo labora en Tizimín como soldador y dice que no han podido conseguir nada pues nunca esperaban que esto fuera a pasar.

Además dice que aunque tiene su seguro popular, en la clínica no se cuenta con el material que requiere el infante.

Según dijo ahora solo queda recurrir a la ciudadanía para que la apoyen económicamente pues no sabe qué hacer pasa salvar a su primer bebé.

Hoy la mujer está en la clínica O’Horán donde pasa apuros pues no tiene suficiente lana para mantenerse.

“Solo quiero que esta pesadilla acabe y tener a mi bebé en mis brazos, daría lo que fuera por que esté sano y salvo con nosotros”, expresa.

El número telefónico de Guadalupe Chuc es el 9861148257.

Dice que para los que la quieran ayudar se pueden comunicar con ella o colaborar con lo que esté a su alcance, su número de tarjeta es 4152 3132 6760 9068, de Bancomer.

Datos del Onfalocele:

El sitio cdc.gov dice que no se conocen causas del onfalocele en la mayoría de los bebés.

Alcohol y tabaco

Las mujeres que tomaron alcohol o que fumaban mucho, tienen más probabilidades de tener un bebé con onfalocele.

Medicamentos

Las mujeres que tomaron inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) durante el embarazo tenían más probabilidades de tener un bebé con onfalocele.