Reconoce que sí lo movería

jdhfjhdfhjdfjdjfdjhfjhdfjdhf

José Antonio Loret de Mola Gómory, presidente de la Coparmex Mérida, reconoció ayer que es uno de los inversionistas que propusieron al gobierno federal el plan de reubicar el aeropuerto internacional fuera de la capital boxita, pero se negó a soltar quiénes son los otros.

“Estamos a favor de cualquier obra de infraestructura, ya sea pública o privada, que contribuya a detonar el desarrollo social y económico de nuestro estado”, agregó.

Además, “siempre y cuando se apegue a la legalidad, al respeto, al medio ambiente, se haga con total transparencia, esté claramente justificada y sobre todo traiga un beneficio integral para los yucatecos”.

Entrevistado en el Palacio de Gobierno poco antes de que el gober “Mauri” Vila Dosal anunciara nuevas inversiones privadas locales, nacionales y extranjeras para, el líder empresarial recordó que tenía terrenos en el lugar a donde podría trasladarse el aeropuerto.

A su decir, hay opiniones sobre este proyecto por parte del gobierno federal y del estatal, y que el sector privado también realiza propuestas en ese sentido.

El presidente de la Concanaco —José Manuel López Campos— dijo que se necesita saber qué empresarios propusieron el proyecto, ¿usted qué opina?, le preguntó una reportera.

“Me parece fantástico”, dijo Loret de Mola Gómory.

“El aeropuerto es un posible proyecto que está en construcción, esperemos que el gobierno federal y el estatal se pongan de acuerdo para que podamos empezar a dialogar del tema”, indicó.

“Qué bueno que la sociedad se interese y participe, ese es uno de los objetivos que desde la Coparmex, siempre hemos promovido el diálogo, la socialización, la transparencia, la rendición de cuentas, la verdad de cara a la sociedad”, añadió.

¿Usted es uno de los empresarios que promovió esto, que presentó esto como dijo (Gustavo) Jiménez Pons (titular del Fonatur)?, se le preguntó

“Sí, señor”, respondió.

¿Quiénes son los otros empresarios que presentaron el proyecto?

“Yo hablo por mí”, agregó el líder empresarial.

Ante la insistencia de los reporteros sobre sus terrenos donde estaría el nuevo aeropuerto, dijo:

“Se manifestó hace más de tres semanas que tenemos propiedades en la zona que se refirieron y que en su momento, si el proyecto está validado, si es realizable, si la sociedad yucateca está de acuerdo con que se realice, si las cuestiones técnicas están definidas, haremos, como empresarios, nuestro mayor esfuerzo para cubrir los requisitos y participar”.

Michel Salum Francis, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de Mérida, dijo que por ahora no ve la necesidad de reubicar el aeropuerto.

Tampoco conoce de algún grupo empresarial que lo haya solicitado al gobierno federal, como aseguró el titular de Fonatur.

Salum Francis boqueó que el aeropuerto de Mérida cuenta con muchas ventajas en comparación con otros de la República, tiene dos pistas, no está saturado y tiene terreno suficiente para ampliar más terminales si se requiriera.

Sobre ese mismo tema el empresario José Antonio Chapur Zahoul, presidente del Grupo Palace Resorts, dijo que aunque no es de su rama, si se trata del desarrollo del estado analizaría la propuesta de reubicar el aeropuerto.