Se creían intocables y cayeron

jdhfjhdfhjdfjdjfdjhfjhdfjdhf

Con la detención de la presunta vendedora de drogas en Motul, vecinos de la colonia San Roque tomaron un respiro al temor que sienten al vivir cerca de la narcomenudista.

Antes publicamos que en la amplia operación antinarcóticos, con personal fuertemente armado, se realizó el cateo de un domicilio particular en la colonia San Roque de esta ciudad, donde aparentemente se detuvo a una mujer que se dedica al narcotráfico.

Los hechos se registraron en la calle 47 entre 48 y 50 de la colonia San Roque, en el predio de Glenda Yajaira Alcala Can, alias “Chela”, el cual se ubica a un costado de la panadería de Víctor Alcalá, padre de “Chela”.

Los oficiales llegaron a la casa alrededor de las 4 de la tarde de anteayer y realizaron el cateo con perros K-9.

Según versiones extraoficiales, se detuvo a dos: a “Chela” y a su pareja, “Pony” o “Loco”. Un sospechoso más habría escapado.

Se dice que les decomisaron de 25 a 30 armas, entre escopetas y pistolas tipo escuadra, así como más de cinco kilogramos de droga, entre mariguana y cocaína.

Datos recabados en la colonia San Roque, señalan que la “Chela” lleva más de seis años que se dedica a esta ilícita actividad a vista y paciencia de las autoridades correspondientes porque era un secreto a voces su quehacer diario.

En los predios que fueron asegurados llegaban numerosas personas en distintos tipos de vehículos a comprar la droga, algunos de lujo, hasta motocicletas y bicicletas, así como otros a pie, pese a la denuncia de los vecinos, las autoridades no hicieron nada al respecto, por lo que ya no hicieron nada más.

Incluso, esta mujer presumía que era intocable que tenía dominado a las autoridades, cosa que se creyeron los vecinos al ver que no le hacían nada, hasta ayer que le cayeron y llevaron detenida.

Por lo tanto era imposible que de la noche a la mañana su riqueza se disparara porque en cuestión de meses construyó la casa donde vive, una con paredes de losa.

De igual manera los vecinos señalaron que esperan que esta persona purgue una condena por esta ilícita actividad para que se vea que se aplica la ley, y se pueda vivir con mayor tranquilidad en la colonia.