Seguirá en el bote por rata

La FGEY formuló ayer la imputación al ciudadano G. J. M. P. por su presunta participación en el delito de robo calificado cometido con violencia, denunciado tras hechos ocurridos el jueves 7 de febrero en un predio del fraccionamiento Jardines de Miraflores, en esta ciudad de Mérida.

Durante la audiencia, realizada en el Juzgado Segundo de Control del Primer Distrito Judicial, se decretó la legalidad de la detención y tras formular la imputación del delito la parte acusadora expuso los datos de prueba y solicitó la vinculación a proceso de G. J. M. P., quien se acogió a la ampliación del término legal para definir su situación, la autoridad judicial programó la continuación de la audiencia para el próximo viernes 15 de febrero.

La Fiscalía General solicitó la medida cautelar de prisión preventiva, misma que concedió la juez de Control, luego de evaluar los argumentos presentados por la parte acusadora, y la otorgó el tiempo que dure el proceso para definir la situación legal.

De acuerdo con la información reunida en la causa penal 41/2019, los hechos ocurrieron en un predio de la calle 15 en el fraccionamiento Miraflores, a donde el imputado entró y— presuntamente haciendo uso de la violencia moral— amenazó a la denunciante y se apoderó de una televisión y se dio a la fuga, siendo detenido posteriormente.