Un bajón de emergencia

jdhfjhdfhjdfjdjfdjhfjhdfjdhf

Una mujer que viajaba de El Salvador a Dallas, Texas, se sintió mal cuando el avión en que iba cruzaba por estos rumbos; por lo que la nave tuvo que aterrizar de emergencia, pero pasado el mediodía el avión siguió su ruta hacia “Gringolandia”.

Se pudo averiguar que el aeropuerto local recibió un aviso a eso de las 11 de la mañana. La pasajera iba en un vuelo de Avianca, cuya tripulación pidió que se autorice el aterrizaje no programado, lo que ocurrió poco después.

En plataforma general esperaba una ambulancia de la SSP, cuyos paramédicos atendieron a la enferma en el interior de la nave.

Ante la mirada de incertidumbre de los demás pasajeros se realizaron las primeras atenciones y luego de unos minutos los paramédicos determinaron el traslado de la enferma al hospital O’Horán.

No se precisó si la mujer viajaba sola o con algún familiar. Tampoco si el pariente se quedó en esta ciudad, en su caso, como se espera haya ocurrido. Se explicó que la “emergencia médica” está prevista en las reglas internacionales de aeronaútica y, por tanto, tienen preferencia en el aterrizaje, como en este caso. No se reportaron atrasos de otros vuelos por la imprevista llegada de la nave de Avianca, línea que cubre rutas centro y sur americanas.