Un nené herido en porrazo

La moto quedó bajo la nave. Un bebé resultó herido y su papito tuvo una posible fractura al quedar prensada su extremidad en tre la moto y la nave

La mala suerte persiguió a los motoristas en Tekax, pues varios sufrieron accidentes y resultaron con sus buenas amoladas ayer martes.

Eran las 8 de la mañana, cuando Fabián Poot, de 48 años de edad, se voló el alto con su carro, el Clio, placas URC-837-E, y chocó la motocicleta guiada por Luis Hernández Cetina, también de 48. Ambos son empleados de Ayuntamiento y se dirigían al desfile que se llevó al cabo en el centro. El accidente ocurrió en el cruce de las calles 47 y 48.

Los conductores buscaron un arreglo ante la Policía Municipal, cuyos agentes llegaron para tomar conocimiento de los hechos.

Dos horas después, a las 10, en la calle 51 con 24 de la colonia Yocchenkax se suscitó otro hecho en el que estuvo involucrada una familia.

Herido un nené

En el percance resultó lesionado un bebé de cuatro meses, que fue trasladado de inmediato al hospital por los vecinos que atestiguaron el accidente, ya que notaron que estaba inconsciente.

La cosa estuvo así: Georgina Buenfil Góngora transitaba a bordo un auto Nissan Juke en la calle 51. Al llegar a la 24, no respetó el alto e impactó contra la moto conducida por Geovanni González Castro, de 25 años.

El joven viajaba con su esposa, Suemy Maribel Collí Cauich, quien cargaba a su bebé de cuatro meses.

Por el golpe, la chava salió disparada de la moto y soltó al pequeño, quien cayó al suelo. La moto fue arrastrada junto con su conductor; cuya pierna derecha quedó prensada entre ambos vehículos.

Testigos del accidente informaron que el bebé parecía inconsciente, por lo que se apresuraron a trasladarlo al hospital.

Al lugar llegaron los cuerpos de emergencia que valoraron a los jóvenes padres. González Castro presentó una probable fractura de tibia y peroné.

La Policía tomó conocimiento del hecho para el deslinde de responsabilidades.

Seguidamente, al mediodía, dos mujeres, ambas machaques del Cobay, sufrieron una aparatosa caída, tras amarrarse los frenos de la moto que conducían. El hecho tuvo lugar en la calle 57 entre 52 y 54 del centro.

Las chamacas iban en la calle 57 de Poniente a Oriente, pero antes de llegar al cruce con la 52 frenaron para pasar un tope. Sin embargo, en ese momento se amarraron las balatas y automáticamente frenaron de golpe y derraparon.

Una de las muchachas no se pudo levantar y tuvo que ser auxiliada por otras personas que pasaban.