Una trágica mañana

CUERPO DE Bomberos de la SSP auxiliaron a algunos los lesionados que se quedaron dentro del vehículo y que fueron trasladados al Hospital General de Valladolid para su atención médica.

Un muerto y siete tranqueados fue el saldo de la volcadura de una camioneta ocurrida ayer domingo a las 7:20 de la mañana en el kilómetro 129+600 de la carretera federal de cuota Cancún-Merida, a la altura de Kantunil.

Según el reporte oficial, la camioneta Toyota blanca placas PBZ-270 por su costado izquierdo se salió de la autopista y volcó.

De acuerdo con el informe, el accidente se debió a la “falta de pericia del conductor” del vehículo y en éste viajaban ocho personas.

Falleció un ija, quien no fue identificado.

Los ocupantes de la camioneta son pintores y retornaban de Cancún, donde trabajaron en un escenario del “Hard Rock”.

Al volcar, la pintura que llevaban en la camioneta se derramó y pintó a casi todos, así que sus heridas no se veían a simple vista.

Bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado pasaron apuros para rescatar a los pasajeros que quedaron prensados dentro del auto.

Tras recibir los primeros auxilios, los lesionados fueron llevados en ambulancias de la SSP al Hospital General de Valladolid.

Agentes de la SSP apoyaron en el rescate de los lesionados y en el abanderamiento del lugar para prevenir accidentes mientras se realizaban las maniobras para atender a los pintores.

Según nuestros archivos, la noche del 12 de febrero de 2018 el Volkswagen Caribe placas YZB-33-55 transitaban en la carretera Mérida-Cancún, procedente de Xochel y con destino a Kantunil, pero tuvo una falla mecánica, entre una nube de humo blanco se detuvo en el carril de baja velocidad, fue impactado por alcance por una camioneta Captiva matrícula 889-AAH de Ciudad de México y lanzado contra un letrero vial.

El músico Carlos Ojeda, “El Camello”, salió disparado del asiento de copiloto del Caribe y murió; el guiador, su cuñado José Eduardo Pech Chan, sufrió fractura de cráneo y otras lesiones graves. Se accidentaron a unos metros de llegar a su destino, Kantunil.

En la camioneta, el guiador y tres mujeres, vecinos de Cancún, sufrieron lesiones graves, sin peligro de muerte.