Uno cojo y otro “tuerto”

Un chamaco ocasionó un choque en el que él mismo quedó con la pata “rota”

Un aparatoso accidente ocurrió ayer a las 4 de la tarde, cuando un chamaco que conducía una motocicleta color blanca 110 C.C., no respetó la señal de alto y fue impactado por un automóvil que circulaba con preferencia.

La moto conducida por el adolescente Andrés S. se pasó el disco de alto cuando venía de Sur a Norte en la calle 25, al llegar a la esquina de la 26 se pasó el alto.

El automóvil Honda color gris con placas ZCN-566-B iba con preferencia de Poniente a Oriente sobre la calle 25 y al llegar a la esquina de la 26, el adolescente lo impactó con su moto.

Al lugar llegaron los padres del menor, la madre de Andrés S. se puso histérica y el padre del adolescente, sin averiguar al ver a su hijo en el suelo, golpeó en el ojo derecho al conductor del carro Honda.

Al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal de Dzilam y peritos de Tránsito al mando de Mariano Suarez para verificar los hechos.

El chamacón terminó con severos golpes en sus dos piernas y fue trasladado a un hospital de Mérida.