La Tía Justa fue por su pavo pa’l fin de año

La Tía Justa, hasta el día de ayer, no había preparado nada para la cena de Año Nuevo de hoy; sin embargo, se fue a dar un rol a Pavos Parson, ubicado en la calle 54 entre 69 y 71 del centro de la “Blanca” Mérida.

Varios ijas, a penas vieron a la gordis de boleto se acercaron para manosearla, y hasta darle un buen arrimón de camarón.

La mera neta es que todos, incluyendo a los encargados de la tienda de pavos, quedaron bien contentos con la presencia de la gorda más sabrosa de Yucatán.