EL ACOSADOR

Fotografia de la Edición Impresa

Tía, hay un vato con el que me revolqué hace algún tiempo y me enteré que tiene morra, es por eso ya no seguí teniendo algo con él. La bronca es que no me deja en paz y quiere que sigamos poniéndole.

Jazmín Pech

Sobrina, mira que las personas como tú y como yo fuimos bendecidas con el don de saber “cuchiplanchaer” rico y también es una maldición, pues cuando ya no queremos nada, empezamos a tener acosadores. Se directa y dile al vato que ya no quieres nada con él.