EL JARIOSO

Fotografia de la Edición Impresa

Gorda chula, tengo una tremenda bronca, pues con el más simple roce o con ver un poco de carne, enseguida se me levanta el tilín. Esto es muy incómodo, pues cuando saludo a alguna morra y le doy su beso, casi casi le hago chop con mi cosita. ¿Qué puedo hacer para evitarlo?

Ramón Trujillo

¡Pero qué presumido me saliste chamaco! Yo la verdad no creo que la tengas tan grande como pa’ hacerle chop a alguien. Por otro lado, a ti lo que te falta es una buena revolcada o mínimo jalarle el cuello ganso diario, para que ya no te pongas como carpa de circo. ¡Mucha suerte!

 

Compartir
Artículo anteriorOperativo sin atorados
Artículo siguienteEmprende