LA ACECHAN

Fotografia de la Edición Impresa

Ay Tía, no me lo vas a creer, pero tengo varios días sin poder ir al baño, pues siento que mi vecino me anda espiando. No puedo ni bañarme porque siento que acecha pues mi baño sólo tiene tres paredes de cartón y él se asoma en la albarrada María “Zopi” Loteriana

Eres una puerca sobrina, de seguro que no te has bañado por miedo a que te vean. Taz pasada, lo que tienes tú lo tienen todas. Debes sentirte dichosa de que te aceche y vea cómo jabonas esa onda. Ahora con este calor ya le debe estar saliendo gusanos y debe oler a comó.

 

Compartir
Artículo anterior¡Qué Zángano!
Artículo siguientePor aflojar, buen varo