LA TAQUERA

Fotografia de la Edición Impresa

Tía Justa, fíjate que estoy un poco encabritado, pues mi vieja ya no me quiere hacer de comer, prefiere que yo me vaya con la doña de los tacos. La mera neta la “seño” está muy guapa y me la quiero ligar.

Armando Pantera

¡Uay sobrino! La mera neta creo que eso de que vayas a comer tacos es puro pretexto para comerte a la doña. Si no fueras tan flojo, te harías de comer en tu casa; incluso, hasta le podías hacer algo delicioso a tu vieja. Si yo fuera tu doña, ya te hubiera dado unos golpes.