Carnitas añejadas

La eterna Pamela Anderson (de 50 años) despertó al animal al presumir su abdomen tonificado en un pequeño bikini negro de dos piezas, durante sus vacaciones al sur de Francia.

La mamacita demostró que aún conserva las curvas que en los años 90 la ayudaron a saltar a la fama y conseguir el éxito mundial como protagonista de la serie “Guardianes de la Bahía”.

Despojándose de todo, la wera se dejó ver sin una gota de maquillaje al bañarse en la proa del lujoso yate en el que se encontraba. Con un look muy fresco demostró su sabrosura y aprovechó el caluroso clima para broncearse bajo el sol.

La petacona ha dejado la actuación, por un tiempo, para dedicarse de lleno al activismo y participar en distintas campañas alrededor del mundo.

 

Compartir
Artículo anteriorArde el Jalisco
Artículo siguienteMacabro traslado