¡El piropo!

Eres el tronco donde clavo el hacha de mis deseos