¡El piropo!

Si como las mueves lo bates, ¡qué rico chocolate!