¡El piropo!

¡Por semejante bombón, sí me salto la dieta!