¡El piropo!

Si la lengua es un músculo, quiero que tu cosita sea mi gimnasio