¡El piropo!

Amor no hace falta ir a Progreso para que te subas a la banana y brinques, pa’ eso te presto la mía.