¡El piropo!

Aunque no soy jardinero, ni tampoco un bombero, aquí tengo una manguera que manejo con esmero