La decepcionada

Tía Justa. Estoy muy triste por la terrible decepción que pasé hace unas noches. Tengo un novio. Se dedica al fisicoculturismo, ya te imaginas lo mamey que está, el caso que rechinamos la cama por un motel que está en el periférico, pensé que me llevaría a la luna… pero fue más larga la emoción. ¿Cómo me sobrepongo, tía? Lita Falcón

Sobre tu pena, la verdad mejor cállate. Ya lo decía el dicho: “Ropero grande con llave chica”. Ni modos, eso te pasa por ir directo ¡Al chile! Hubieras tanteado el asunto para ver cómo está, conozco a quienes así lo hacen. Te recomiendo, según mi hamacasutra, que para el arrumaco le digas por dónde se debe mover.