La llevaron con el loquero

Fotografia de la Edición Impresa

La cantante Selena Gómez ha sido hospitalizada dos veces en las últimas 2 semanas y la segunda vez que sufrió lo que las fuentes llamaron una “crisis emocional”, ahora ha sido internada en un centro de salud mental para recibir el tratamiento adecuado.

La cantante de 26 años estaba en su hogar en Studio City, California, la última semana de septiembre, cuando se produjo la primer emergencia. La cantante, que estaba abatida por un recuento de glóbulos blancos alarmantemente bajo tras su trasplante de riñón fue llevada al Centro Médico Cedars-Sinai en L.A. por un familiar, según revela tmz.com.

Selena fue liberada días más tarde, pero tuvo que ser readmitida la semana pasada porque su recuento bajo de glóbulos sanguíneos persistió, y arrojó a Selena a una espiral emocional descendente.

Poco después de ser admitida, ella insistió en irse, pero los médicos dijeron que no podía. Fue entonces que la cantante tuvo “un colapso” e intentó arrancarse las intravenosas de su brazo. Varias fuentes llamaron al episodio “una crisis emocional”.

La artista actualmente está internada en un centro psiquiátrico de la costa este, y está recibiendo terapia conductual dialéctica. La terapia trata diversos trastornos de salud mental, y Gomez ya ha recibido esa misma terapia en el pasado.

La cantante publicó el 23 de septiembre que estaba tomando un descanso de las redes sociales … y señaló: “Solo recuerda, los comentarios negativos pueden herir los sentimientos de cualquiera”. Después en un Instagram Live reveló haber luchado más de 5 años contra la depresión.

Selena fue objeto de odiosos comentarios en las redes sociales después de que su ex, Justin Bieber, se comprometió con Hailey Baldwin.

Se vio afectado

Por su parte, Justin Bieber fue abrazado al salir de la iglesia, claramente afectado tras enterarse sobre la crisis de salud mental de Selena Gomez.

Las primeras señales de que Justin Bieber no estaba bien fue cuando se presentó solo a su servicio habitual de los miércoles por la noche, solo unas horas después de que se revelara la historia de la crisis emocional de Selena Gómez.

Cabe señalar que Justin Bieber ha asistido a la iglesia con su nueva esposa, Hailey Baldwin, tal como lo hizo cuando salía con la sensual Selena, pero el miércoles, acudió solo y necesitaba que los amigos lo consolaran cuando se iba, visiblemente afectado, y su cabello despeinado así lo dejó más que claro.