La tacha de quitamaridos

Fotografia de la Edición Impresa

La conductora de talk shows Rocío Sánchez Azuara ha arremetido con todo contra la cubana Vielka Valenzuela, ya que ésta última le robó el macho.

De acuerdo con una revista espectáculos, Francesco Brocchi era pareja de Rocío desde marzo pasado, tras algunas salidas a cenar desde finales de 2018, cuando se conocieron en una fiesta con amigos en común, según reveló una amiga de la presentadora del programa “La Tercera en Discordia”.

Sin embargo, durante los meses de abril y mayo, Sánchez Azuara se encontraba preparando su nuevo programa de televisión, por lo cual Brocchi, de 54 años de edad, comenzó a salir con sus amigos y conoció a Valenzuela, de 46 años.

La amiga de Rocío aseguró que Francesco comenzó a salir con la conductora cubana, aunque él quería hablar con Sánchez Azuara para terminar bien su relación, pero “fue Rocío la que lo cachó antes y se salió de control”, ya que ella vio una foto de ambos en un viaje a Cancún.

Rocío se dio cuenta, porque Vielka subió a Instagram una foto con Francesco en Cancún; Rocío la vio y se puso la encabronada de su vida; llamó al hotel y en la recepción le confirmaron que los dos ¡se hospedaban en la misma habitación!” declaró la amiga en común a la revista Tv Notas.

Posteriormente, Rocío habló con Francesco y le mencionó que era un “poco hombre” y que podría quedarse con la exconductora de Telejuegos, ya que a ella “no le importaba quedarse con las sobras”.

Además, Sánchez Azuara comenzó a hablar mal de la cubana a todas las personas en “Telerrisa”, “de rogona pu$# y robamaridos no la baja”, aseguró la amiga a la revista, ya que Rocío está muy dolida por esta infidelidad.