Se le frunce el sisirisco

Quien casi se pitea en el escenario fue la cantante Britney Spears porque mientras realizaba su show “Pieces of me” en Las Vegas un loco se subió al escenario e intentó acercarse a la cantante en pleno show, por lo que ella salió como alma que lleva el diablo, vigilada por dos de sus gorilas.

“La princesa del pop” estaba terminando de cantar la rola “Crazy” cuando unos guaruras la rodearon para protegerla de un fanático que había logrado subir a escena.

“¿Está todo bien?”, preguntó con su cara de pánico. “¿Qué pasa?”. Pero al ver que el hombre se peleaba y forcejeaba con algunos bailarines y otros agentes de seguridad. La rubia se asustó y empezó a decir que si el hombre tenía una pistola.

Luego de unos minutos, Britney se retiró, escoltada por sus hombres. En su camerino, la artista tuvo taquicardia, pero la ayudaron a calmarse.

Finalmente, la tira de Las Vegas soltó el chisme que el muchacho Jesse Webb, de 37 años, ya se encontraba en el botellón, pues se había querido pasar de listo al subirse al escenario sin autorización.

 

Compartir
Artículo anteriorArde el Jalisco
Artículo siguienteMacabro traslado