Escudo Yucatán, un llamado a la acción

Roberto Rodríguez Asaf, secretario general de Gobierno del Estado, charló sobre el programa Escudo Yucatán y  aclaró que todavía está en sus fases iniciales, para mostrarnos que la seguridad no es solamente un asunto de policías y fiscales, sino también un tema de tecnología, de fortalecimiento de instituciones y de cohesión social, “que es lo más importante”.
En primer lugar, su respuesta a quienes señalan que la fuerte inversión en Escudo Yucatán no se refleja en la disminución de delitos, aclaró que de esos $1,300 millones, apenas comienzan a ejercerce y está iniciándose la ejecución del proyecto. Estima que en mayo o junio de 2018, Las 1,200 cámaras y 5,000 radios estarán funcionando al 100%.
Con respecto al aumento de la violencia en Quintana Roo, Asaf señaló que Escudo Yucatán es una propuesta para que gobierno y sociedad se unan para evitar, en la medida posible, que la violencia llegue al Estado.
Señaló que a través de la conformación de los Comités de Policía Vecinal, busca que los vecinos se conozcan y se apoyen para solucionar los problemas de su colonia, y así trabajar para cuidar al Estado.
Agregó que la participación de los ciudadanos es fundamental para el Escudo Yucatán. Explicó que el programa tiene tres vertientes: la primera es la jurídico-legislativa, que consta de las leyes que se aprobaron y de la revisión permanente de los cambios jurídicos que deben hacerse de acuerdo con propuestas de asociaciones civiles, colegios profesionales y cámaras empresariales. La segunda es la profesionalización de las instituciones y el mejoramiento tecnológico. Y la tercera es la prevención de delitos y participación ciudadana, que es la más importante, porque Escudo Yucatán de eso se trata, es un llamado a la acción. “Sin quitarle su responsabilidad al gobierno, que tiene que cumplirla, necesitamos que la población se ponga las pilas para que juntos cuidemos nuestro entorno, sigamos generando comunidad y reforcemos los valores que nos caracterizan”, concluyó.
Por otro lado, mencionó que los retenes carreteros son muy importantes, porque inhiben los delitos. Señaló que “todo lo que sea prevención, nunca está de más”.
Sobre el aumento de la violencia en la entidad, aclaró que “hay percepción de que en Yucatán estamos peor que en años anteriores y es cierto que están pasando cosas, pero también que en mucho menor medida que en otras entidades. Si no fuéramos el estado más seguro, si fuéramos uno promedio —no el peor—, en lugar de 50 homicidios al año tendríamos 366; en vez de un secuestro, 20; de cero robos de vehículos con violencia, 796; en lugar de 105 robos de vehículos sin violencia, 2,052… Es inevitable: este año ya se registraron 35 homicidios y a lo mejor el próximo año hay más. Tenemos dos caminos: tirar la toalla con Escudo Yucatán o seguir trabajando”.
Sobre el combate al pandillerismo, mencionó que están trabajando en los polígonos con mayor incidencia delictiva a través del Centro Estatal de Prevención de Delitos y de Escudo Yucatán, principalmente dándole espacios de oportunidad, opciones de empleo o de estudio para los jóvenes.
También mencionó sobre el programa de certificación de nivel de confianza de los policías, en el que el 95% de los policías ya están evaluados y que es un trabajo permanente.
Sobre el caso de la tala de árboles en la avenida Líbano, la cual fue captada por cámaras de vigilancia de baja calidad, señaló que de las 620 cámaras instaladas, algunas ya tienen más de 8 o 10 sus años, por lo que  cuentan con la tecnología de esa época, por lo que no tiene nada que ver con el Escudo Yucatán. Recordó que el objetivo del programa es triplicar el número de cámaras, las cuales sean de tecnología avanzada, por lo que la implementación de las 1,200 adicionales está en sus fases iniciales y la lleva a cabo la SSP.
Por último, entre los mayores logros del programa Escudo Yucatán está la conformación de 150 asociaciones civiles y colegios de profesionistas, la ampliación de los programas de prevención, la multiplicación de los Comités de Policía Vecinal, y el avance en la profesionalización de la policía, en la certificación del C3 y de los penales.
Sobre los retos, está el de convencer a más personas a participar y conformar más Comités de Policía Vecinal, para que todos, sociedad y gobierno trabajen juntos en preservar la seguridad del Estado.
Compartir
Artículo anterior¡Ya nació su nené!
Artículo siguienteHoróscopos…