Tirarían iglesia en Nahbalam

jkhkjhkdjhfjdkfkjdfdf

De acuerdo con la inspección realizada ayer miércoles en la iglesia de san Agustín, arquitectos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) afirman que lo que queda del edificio colapsado se tendría que demoler.

Ayer, cerca del mediodía, personal del INAH se presentó primero en Tizimín para revisar dos edificios del Centro que están en riesgo, tras valorar las condiciones se trasladaron a la comisaría de Nahbalam.

Los arquitectos Rubén Vega González, Martha Pacheco León y Francisco Javier Salazar Herrera, restaurador del INAH, recorrieron el edificio desde la parte de arriba hasta el interior y los costados, sobre todo donde se derrumbó la iglesia, con ellos estuvo el alcalde de Temozón Carlos Manuel Kuyoc Castillo.

Los expertos se percataron que la bóveda estaba fracturada y que había riesgo de que incluso colapsara una segunda parte.

Después ingresaron al templo, donde vieron que todas las imágenes religiosas estaban en resguardo frente al altar mayor, pero la pila bautismal se había destruido pues quedó debajo de los escombros y maderas que sostenían el techo.

Los arquitectos vieron tensores en el piso y llegaron a la conclusión de que había recibido una restauración pues se estaba cayendo, lo que les extrañó es que no les hayan avisado para constatar en qué condiciones estaba antes de colapsar.

El arquitecto Vega González explicó que lo primero que se hará es diagnosticar porqué se cayó para saber qué tan estable es el resto de la infraestructura.

“La capilla abierta no parece haber sufrido daños probablemente, pero primero hay que ver cómo está la cimentación, porque si falló el tensor tenemos que saber por qué motivo, esta iglesia tiene doble atrio, uno bajo y uno alzado que todavía se conserva”, comentó.

Por su parte, el alcalde señaló que no se van a suspender las actividades religiosas y planea realizarlas en la cancha techada.

Incluso dijo que el 80% de los pobladores son católicos en el pueblo.

Mucha gente de la comunidad se acercó a la iglesia para ver los trabajos de los expertos del INAH.