Otro escándalo sexual en el entorno deportivo

La ex nadadora estadounidense  Ariana Kukors, de 28 años, ha acusado al ex entrenador del equipo nacional de su país, Sean Hutchison, de abusar sexualmente de ella cuando era menor de edad.

Kurkos que fue campeona y plusmarquista mundial de los 200 metros estilos en 2009 y quinta en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 acusó a su ex entrenador de haberla tocado desde los 13 años y abusado sexualmente de ella cuando tenía 16.

“Nunca pensé que iba a compartir mi historia, porque ya solo con el hecho de sobrevivir era suficiente” chismeó la es campeona mundial. “Pero con el tiempo, me he dado cuenta de que historias como la mía son demasiado importantes para no escribirlas”.

A través de un comunicado afirma que no denuncia pensando en su persona, sino por el bien otras muchas niñas y niños que pueden sufrir su misma tragedia.

“No deseo que tengan que pasar por el mismo dolor, trauma, horror y abuso”, dice.

También hace un llamado para los padres, mentores y tutores para que sean capaces de detectar los signos de  peligro y darse cuenta de sus trágicas consecuencias antes de que sea demasiado tarde.