La violó mientras agonizaba y luego la dejó en un bote

Un chaval de 19 años, violó a una chamaca de 18 años en su cantona mientras moría de una sobredosis, luego la dejó en un bote y se fue a chambear, esto sucedió en en Washington, Estados Unidos.

Brian Varela, el violador, compartió fotos del macabro hecho con sus camaradas , lo que ayudó que la tira pudiera localizar a Alyssa Mae Nocesa quien ya se había reportado como desaparecida, lo último que se supo  es que había asistido a una fiesta.

El chamaco vendía marihuana, ácidos, cocaína y píldoras percocet (pastillas para el dolor). Él y Alyssa tenían varios años de platicar mediante Snapchat. El día que se vieron, ella había terminado con su novio y quería ir a una fiesta.

Brian le dio a Alyssa un línea de percocet y THC líquido, la combinación provocó que ella quedará inconsciente. Brian aprovechó para abusar sexualmente de la adolescente. Sus amigos enseñaron a la policía diferentes mensajes de Varela, algunos de ellos decían que no sabía si estaba viva o muerta cuando eyaculó en su cuerpo y que ella murió teniendo sexo con él.

Varela considero llevar a Alyssa al hospital pero le dijo a sus amigos que estaba muy cansado para hacerlo y que mejor dormiría.  Al día siguiente le mostró el cuerpo a los compañeros con los que vivía, le pidieron que llamará a la policía pero el se negó, cerró el cuarto con el cuerpo y se fue a trabajar.

El joven declaró a las autoridades que rompió las piernas de Alyssa para que el cuerpo cupiera en el bote negro donde fue encontrado.  Al enterarse que la buscaban en redes sociales usó el pulgar de la joven para desbloquear su celular y subió una historia de Snapchat en la que daba a entender que había huido.

Después de la detención de Varela, la policía asistió a su departamento y encontró el cuerpo de Alyssa.

Brian es acusado de homicidio involuntario en primer grado, violación sexual en segundo grado y homicidio con sustancias controladas