Se comieron a un joven por una deuda pendiente

Así como lo leíste né, un ija de 17 años fue asesinado, descuartizado y comido por sus homicidas por una deuda de 500 mil bolívares en Valencia,Venezuela.

El espantoso hecho ocurrió el pasado miércoles, luego de una discusión entre el chamaco y sus vecinos.

Según chismean sus familiares, el joven fue golpeado en la cabeza con un tubo. Sus atacantes lo desmembraron, cocinaron su piel y músculos, para luego enterrar sus restos.

“Sabemos que discutieron por 500,000 bolívares, pero no sabemos quién los debía, ni quién quería quedarse con ese dinero” soltaron los familiares.

Tras la  desaparición del “chamo” el pasado miércoles, su familia comenzó a buscarlo.

Los parientes y vecinos comenzaron a recabar detalles sobre la desaparición hasta que ubicaron al padre e hijo que eran sospechosos, quienes se vieron presionados a contar todo lo que había ocurrido. Una vez que desembucharon el crimen, la familia denunció el hecho ante la policía científica