¿Te da sueño todo el tiempo? Podría ser Alzheimer

Un estudio realizado por el colegio John Hopkins Bloomberg School of Public Health, denominado “More Daytime Sleepiness, more Alzheimer’s Disease?’ reveló que la somnolencia diurna está relacionada con el padecimiento de Alzheimer.

De acuerdo a la investigación, publicada en la revista Sleep Sde la Universidad de Oxford, las personas con malos hábitos de sueño tienen mayor predisposición a desarrollar la enfermedad que roba la memoria.

Debido a que generan mayores cantidades de la proteína beta amiloide, relacionada directamente con el Alzheimer.

Al respecto, Adam P Spira, asociado profesor en el Departamento de Salud Mental de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, afirmó que:

«Factores como la dieta, el ejercicio y la actividad cognitiva han sido ampliamente reconocidos como objetivos potenciales importantes para la prevención de la enfermedad de Alzheimer, pero el sueño no ha alcanzado ese nivel, aunque esto puede estar cambiando».

A su vez, agregó que si el sueño perturbado contribuye a este padecimiento, es posible que puedan tratar a los pacientes con problemas de sueño «para evitar estos resultados negativos».

El estudio se llevó a cabo con base en datos del Estudio Longitud de Envejecimiento de Baltimoreuna investigación de largo plazo que inició en 1958 y siguió a miles de voluntarios a medida que envejecían.

Como parte de los exámenes periódicos, los participantes debían llenar un cuestionario entre 1991 y el año 2000 que incluía las preguntas:

  • ‘¿A menudo se siente somnoliento o se queda dormido durante el día cuando desea estar despierto?’ (Con opciones de respuesta Si/No)
  • ¿Duerme la siesta? (Con opciones de respuesta ‘diario’/1-2 veces a la semana/3-5 veces a la semana/raramente o nunca)

Posteriormente, los resultados mostraron que aquellos que afirmaron tener más sueño durante el día, eran aproximadamente tres veces más propensos a tener deposición de beta amiloide que aquellos que no lo hicieron.

Spira indicó que aún no hay cura para el Alzheimer, por lo que hay que hacer un mayor esfuerzo para prevenirla e, incluso, si se desarrollara una cura «se deban enfatizar las estrategias de prevención«.