Como bajar brujas “Las 12 verdades del mundo”

Las abuelas cuentan, principalmente en los pueblos y ranchos, que la maldad existe y está disfrazada de brujas…

Como muchos de nosotros ya hemos escuchado, las brujas pueden tomar diferentes formas físicas, unas de las más conocidas son las lechuzas, guajolotes, bolas de fuego e incluso personas, y es así como ellas nos vigilan y acechan, hasta que encuentran el momento de hacer dańo.

Existen diferentes tipos de ataques, el más aterrador es la chupada de bruja, pues las víctimas favoritas de las brujas son los bebés recién nacidos o no bautizados, a quienes le chupan la sangre; otro de los más terribles, es la brujería, pues a la distancia mediante rituales, gracias al poder que el diablo les ha concedido, ellas pueden mandar maldiciones y males.

Existen diferentes tipos de escudos contra ellas, cómo agua bendita, tijeras en forma de cruz, entre otros, sin embargo del cual les voy hablar, más que un escudo, es un arma, se llama: “Las 12 verdades del mundo”

Según las creencias, Las 12 verdades del mundo es una poderosa oración para tumbar a las brujas, pues al rezarla debilitas a la bruja, y si ella está sobre el tejado, un árbol o volando, ella caerá así como sus poderes, además comenzará a transformarse en su verdadero y espantoso ser, sin embargo es necesario ser muy firmes y no dejar que la bruja te haga perder concentración, pues es una oportunidad para que ella agarre fuerzas y te ataque.

La manera correcta de rezar esta oración es mediante un listón o un mecate, comienzas a decir las 12 verdades, y cada que pronuncias una, haces un nudo en el listón, al llegar a la verdad numero 12, volverás a rezar la oración pero a la inversa, es decir comienzas con la verdad número 12 y terminas con la verdad número 1, sin embargo en este paso, cada que pronuncies una verdad, vas a desatar un nudo, hasta que el listón quede liso, en ese momento es cuando has vencido a la bruja.

La oración de las 12 verdades del mundo es la siguiente:

1ª.- La Santa Casa de Jerusalén donde Jesucristo crucificado vive y reina por siempre jamás. Amén.

2ª.- Las Tablas de Moisés donde dejó grabada su Divina Ley.

3ª.- Las Tres Divinas Personas de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

4ª.- Los Santos Cuatro Evangelios.

5ª.- Las cinco llagas que quedaron en el Sagrado Cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo.

6ª.- Los seis candelabros que arden en el altar para celebrar la Misa Mayor.

7ª.- Las Siete Palabras que dijo Jesucristo en el Madero Santo de la Cruz.

8ª.- Las ocho angustias.

9ª.- Los nueve meses que María Santísima trajo a Jesucristo en su Purísimo Vientre.

10ª.- Los Diez Mandamientos.

11ª.- Las Once Mil Vírgenes que asisten al Trono de la Beatísima Trinidad.

12ª.- Los doce apóstoles que acompañaron a Jesucristo desde su predicación hasta su muerte en la Cruz, en el Calvario.