La dama de rojo

Esta es una de muchas historias de amor que por celos, su final es la tragedia. Todo comenzó en el año de 1940 en el lujoso Hotel Spa Garci Crespo en Tehuacán, cuando Marina Lascurain, una hermosa y joven mujer en vestido rojo llegó al hotel para hospedarse por una larga temporada; Desde que la dama apareció, el gerente del hotel se enamoró, después de mucho cortejo y atenciones, el gerente le pidió a Marina que sea su novia, y aunque ella no lo aceptó como novio, si aceptó ser su amante.

Desde que la relación comenzó, el gerente se enfermó de celos, pues la belleza de Marina atraía la atención de todos los hombres, quienes no dudaban en galantearla; cansada de los celos y de su monótona relación, Marina comenzó un amorío secreto con uno de los huéspedes, en una de sus noches de pasión, la pareja de huéspedes fue descubierta por el gerente, quien enloqueció al ver a la mujer que amaba en los brazos de otro hombre, Marina ayudó a escapar a su amante, pero ella se quedó en las manos de un hombre cegado por la ira y desamor, y aunque ella trató de tranquilizar a su antiguo amante, este acabó con la vida de ella para después arrojarla por una ventana.

Al día siguiente, el cadáver de Marina fue encontrado por el jardinero, quien dio aviso a sus superiores, quienes para evitar un escandalo y que el éxito de su hotel se fuera abajo, decidieron enterrar a la mujer en una de sus bodegas. Unos días después, arrepentido de haber matado a la mujer que amaba, el gerente se suicidó.

Quien diría que aquella bella mujer de rojo se registraría en el hotel para hospedarse para siempre, pues es tanta su pena que su alma sigue sin encontrar descanso, y aunque el hotel Spa Garci Crespo se convirtió en la Universidad Interamericana para el Desarrollo, los veladores han sido testigos de ver a una hermosa mujer con vestido rojo que habita los pasillos, en ocasiones se le puede ver bajando las escaleras de la institución para después ir a llorar en el lugar donde fue enterrada.