Donde hubo fuego, cenizas quedan

PROGRESO.- Un percance nocturno ocurrió a las 22 horas a la altura del kilómetro 34 de la carretera Mérida-Progreso, el Renault Partner, que transitaba de Sur a Norte se impactó contra un árbol luego que el conductor quien estaba ebrio dormitó y perdió el control del volante.

Por el impactó el vehículo se incendió, antes que el fuego lo arrasara por completo, el conductor logró salir con ayuda de varias personas que pasaban en sus vehículos y lo alejaron mientras las llamas consumían la unidad.

Al lugar llegaron bomberos de la Base Pescador de este puerto, pero poco pudieron hacer pues el fuego ya había consumido por completo el vehículo. Paramédicos de la S.S.P., atendieron al chófer del vehículo, después lo subieron a una ambulancia y trasladaron a la clínica T-1 del Seguro Social.