En Samahil prohíben las corridas de toros

En un hecho inédito en la historia de Yucatán, el ayuntamiento de Samahil ordenó la suspensión de las corridas de toros en lo que resta de la tradicional fiesta en honor a San Pedro luego de que un burel escapara del ruedo hace algunos días y matara a cornadas al velador de un rancho en donde se refugió el animal.

Como se informó el pasado domingo 7 de octubre, un toro escapó cuando iba a ser ingresado al tradicional tablado para ser toreado como parte de las fiestas patronales en Samahil, sin embargo el animal logró escapar por un espacio que quedó entre la camioneta que lo transportaba y la reja del coso taurino.

Varios lesionados y un muerto

Durante su huida, el toro lesionó a varias personas y luego se perdió en el monte que colinda con la cancha donde se llevan a cabo las corridas de toros y que está a las afueras de la oblación rumbo al cementerio municipal.

Al ser de noche los vaqueros que lo perseguían para capturarlo optaron por no seguirlo y al día siguiente se supo que entró al rancho los seis hermanos en donde sorprendió a José Concepción Baas Koyoc, velador del rancho a quien mató a cornadas.

Su viuda María May Flores y otros lesionados señalan al dueño del toro y al organizador como los responsables de la tragedia por el mal manejo del animal e interpusieron una denuncia en contra de estos a fin de que se proceda conforme a derecho.

Por su parte el alcalde Rigoberto Tun Salas, ofreció su respaldo a las víctimas y el ayuntamiento intervino de inmediato ante la tragedia clausurando a través de la dirección de protección civil el tradicional tablado.

Deslinde de la muerte

Ante la negativa del empresario y del dueño del toro, de los cuales no se proporcionó su identidad, de apoyar a las víctimas del burel, el cabildo decidió suspender de manera definitiva las corridas de toros en los días que restan de fiesta y que se conocen como “De Octava”.

Suspenden las corridas de toros

“No podemos arriesgarnos a que haya más tragedias, los responsables han demostrado que no pueden garantizar la seguridad de las personas y aún cuando se trata de una tradición muy arraigada y con muchos seguidores, consideramos necesario suspender el espectáculo taurino, al menos durante esta fiesta”, señaló el alcalde.

Sobre el fiestero y el dueño del toro, el munícipe declinó proporcionar su identidad, ya que dijo que son las autoridades ministeriales las que están viendo el caso y cualquier información al respecto debía ser proporcionada por estas.

Vecinos de Samahil se dicen satisfechos con la medida ya que aún cuando les pesa un poco no tener corridas de toros en las fiestas, creen que el alcalde actuó de manera correcta y pensando en la seguridad de las familias de la localidad.