En Ticul ya se preparan para el Halloween

TICUL.— Catrinas, calaveras, calabazas, zombies y esta vez los “troncos de árboles del terror”, son algunas de las figuras creativas elaboradas por alfareros de la localidad que ya invaden las tiendas de artesanías a poco más de un mes de que se inicien los festejos del Día de Muertos y Halloween.

De acuerdo con los alfareros, se han comenzado a exhibir estas piezas de decoración ya que pretenden llevar estas artesanías de barro a otras ciudades, sobre todo porque en Ticul se ha reducido el número de clientes que vienen por estas figuras.

Por ejemplo, la alfarería Izlumi ubicada en la calle 23 entre 42 y 44, del barrio de San Enrique, cuyo propietario es el artesano Luis Segura Esquivel, entre hoy y mañana se deben surtir algunas tiendas de artesanías de Mérida y Tulum, donde éstas tienen buena demanda.

En un recorrido por este local, se observaron las piezas decorativas hechas de barro y de grandes dimensiones, a diferencia de las piezas que se hacían en otros años.
Uno de los artesanos del lugar refirió que para hacer más llamativas las piezas las tienen que hacer de mayor tamaño, y el costo de una de estas figuras puede ir desde los $400 hasta los $800, según la complejidad en su fabricación.

“Esta vez la novedad son los “troncos del terror”, las cuales ya tienen demanda entre la gente porque les parece algo diferente de lo que habían comprado en otros años”.
Como se recordará las alfarerías de la localidad cada año fabrican nuevas figuras para llamar la atención de los visitantes. La mayoría de las tiendas de artesanías que están sobre la calle 23 ya comenzaron a sacar estas figuras en espera de conseguir algunas ventas.

Diego Ku Pech, alfarero de la localidad, refiere que el trabajo de la alfarería ha pasado por una crisis desde hace más de 10 años; cada vez llegarían menos visitantes a Ticul para comprar artesanías y por eso se ven en la necesidad de llevar sus productos a otras ciudades donde la llegada de turistas es mayor.

Además de las figuras para Halloween, las alfarerías ya intensifican sus labores para la fabricación de los utensilios de barro que son utilizados en las festividades del Hanal Pixán.