Joven sufre mortal descarga eléctrica mientras jugaba fútbol en Mérida

Lo que se suponía era una noche de fútbol se tornó en una tragedia en el parque de la colonia Maya.

Alejandro Vázquez Góngora perdió la vida ante la mirada de sus amigos y hermano menor al sufrir una letal descarga eléctrica. De acuerdo con lo que se averiguó, el joven y compañía se hallaban practicado el balonpié en las canchas ubicadas en la calle 13 entre 26 y 28 de la citada colonia. En un momento dado, el balón se salió de la cancha y el joven de 18 años fue por él, siendo así que el ahora fallecido se apoyó en un poste y el enrejado, sufriendo así la mortal descarga, que lo dejó tendido ya sin vida en el suelo. Otra versión señala que el accidente ocurrió cuando el ahora fallecido y sus compañeros y hermano se retiraban del lugar.

Tras el reporte acudieron al sitio agentes estatales y paramédicos de la misma corporación, quienes nada pudieron hacer por el ahora fallecido. El lugar quedó cercado a fin de evitar otro mortal accidente. Todo indica que tras los días de lluvia, algún cable quedó expuesto y habría hecho contacto con la cerca, electrificándola.

Pese a esto, este funesto evento tiene un antecedente igual de letal en 2016, cuando un menor perdió la vida al tocar un poste electrificado también en un parque. El evento fue en Acanceh. Fue el 3 de junio de ese año, a las 8:30 de la noche, cuando el pequeño Y. J. C. M., de 9 años de edad, tocó la malla ciclónica en un parque, la cual se electrificó tras un aguacero, lo cual lo despojó de la vida.

La Comuna de Acanceh de ese trienio, encabezada por la entonces alcaldesa Guadalupe Zapata González, se vio envuelta en la polémica, pues fue denunciada por homicidio y el cuerpo del pequeño fue exhumado para los fines correspondientes en lo que continuaban las investigaciones.

la Fiscalía del Estado exhumó el cuerpo del niño, el 29 de junio de 2016, para hacer la autopsia de ley, porque los papás rechazaron el acta de defunción en la que un médico particular asentó, el mismo 3 de junio, que el menor murió de fiebre y paro cardíaco.