Manifiestan su enojo ante una empresa salinera

TIZIMÍN.— Prestadores de servicios del puerto de Las Coloradas manifestaron su enojo por unos trabajos que realiza la Industria Salinera de Yucatán, que, dicen, “daña con sus obras a las zonas naturales protegidas”.

De acuerdo con información proporcionada por los guías de turistas, desde hace varias semanas se registró el ingreso de maquinaria al área que está entre Las Coloradas y El Cuyo.

Los trabajos hasta ahora, según afirman los testigos, incluyen raspar todas las áreas verdes y limpiarlas para dejarlas como una charca más como las que emplean para los procesos de extracción de sal.

Sin embargo, explican que lo que más les ha enojado es que recientemente se enteraron que una zona que es conocida popularmente como “laguna azul” podría ser cerrada por la empresa.

“Esa zona es la más visitada por los turistas, y cerrarla afectaría seriamente a quienes viven de la actividad”, puntualizan.

Los quejosos señalan que la misma empresa les ha llamado la atención cuando se arrancan árboles o hay desperdicios tirados cerca del mar, “y ahora vienen con maquinaria a destruir un área natural protegida”.

Los guías de turistas afirman que el mar es una zona federal de la cual no tendría por qué adueñarse la empresa, “que de por sí ya se apropió de gran parte”.

No lo permitirán

“Si continúan con sus planes, apenas ingrese la máquinaria a la ‘laguna azul’ se levantará todo el puerto para bloquear e impedir los trabajos”, advierten.

Por el momento los guías de turistas dicen que se están organizando e incluso ya fueron al lugar a tomar vídeos y fotografías de los daños que ha ocasionado la maquinaria que ha ingresado a la zona.