Olor a podrido preocupa a los vecinos de este municipio

TICUL.- Un intenso olor a putrefacto, que provenía de un predio en el centro de la ciudad alertó a vecinos y genero movilización policiaca ya que pensaron de que se trataba una persona fallecida.

El susto ocurrió hoy alrededor del mediodía, en la calle 24 entre 21 y 23, cuando vecinos comenzaron a sentir una noche antes un fuerte hedor a podrido que provenía de una casa según vecinos, es propiedad de personas de Dzan.

 

Sin embargo, hoy al mediodía el olor se intensificó por toda la zona y vecinos llamaron a la Policía Municipal para que investigue.

Al llegar la Policía ingresaron en la parte detrás y lograron ingresar con temor al predio y se llevaron la sorpresa que se trata de un perro.

Lograron respirar ya que entraron nerviosos e incluso el olor era insoportable.
Al final le echaron cal al animal muerto.