Se gana la vida por gusto a muy temprana edad

VALLADOLID- En el marco Mundial contra el trabajo infantil, Manuel Alejandro Cen Vivas de 16 años de edad, quien trabaja de cerillo en una tienda en el centro de la ciudad, manifestó que lo hace porque le gusta tener su propio dinero, a pesar de estar estudiando la prepa.
 
Manuel Alejandro Cen Vivas, manifestó que un amigo suyo lo recomendó en una tienda y se metió hace algunos meses, pero sin dejar de estudiar, de modo que solo acude por las mañanas a ganarse unos pesos y por la tarde acude a la escuela.
 
Un poco tímido y con cierto temor el menor comentó que sus padres lo mantienen y ven por su educación, pero a él le gusta tener su propio dinero y decidió trabajar, a fin de que sus progenitores gasten menos y tenga su propia gastada para acudir a la escuela.
 
Las ganancias que obtiene es variado, pues en un día normal puede obtener arriba de los $50, pero en quincena puede llegar hasta los $150, todo depende de la fluidez de la gente en el negocio y la mayoría de los compradores le regalan de entre uno hasta $10 en ocasiones, cuando le va bien.