Se necesitó un “X’ men” para poder localizar a “Tos”

CACALCHEN, 21 de septiembre de 2018.- “Si no te lo entrego hoy, no me pagues”, sentención el “X´men”, que trajeron de Kantunil para hacer el ritual para encontraron a la persona extraviada, y precisamente este día fue localizado el cadáver de “Tos” José Couoh Can.

Antes publicamos que José Couoh Can (a) “Tos” cumplió el pasado miércoles a las 5 de la tarde cinco días extraviado en montes de la exhacienda henequenera de San Antonio Puhá, al sur de esta cabecera municipal.

“Tos” se perdió el viernes 14 a las 5 p.m. Trabajaba en un terreno de esa zona y una res se le escapó, la persiguió, pero la perdió de vista y él aún no regresa del monte.
Desde ese día se dice que “Tos” no aparece porque los montes fueron “curados” por un sacerdote maya para un “mal viento” afecte a quien entre a robar o sin permiso y no salga vivo.

Datos recabados, señalan que esta tarde fue localizado el cuerpo de José Couoh Can en montes de Cacalchén-Hoctún, alrededor de las 12:30 horas, en los terrenos del rancho “Cholul”, ubicado al Sur del municipio.

La entrada al rancho está en el kilómetro 5 más 200 de la Cacalchén-Hoctún, luego se avanza 600 metros en camino de terrecería y el cadáver fue encontrado dentro el monte a tres kilómetros al Sur, que estaba cerca de un árbol de Laurel, donde antes se fundó otra exhacienda henequenera, como dijo el X´men.

Esos terrenos se dice que son peligrosos porque además de estar “curados”, es nido de serpientes venenosas como la Cascabel y la Huolpoch.

Sobre el occiso fue una persona que vivió con una mujer con el que procrearon un hijo, fue trabajador, como en esta caso que era empleado del rancho del ex alcalde priista Eiter Vázquez Sosa.

Vivió con su tía, hermana de su padre, en la calle 26 entre 17 y 19, quien lo creció como si fuera su hijo, quien se mostró preocupada los días en que no se sabía nada de su paradero.
El terreno donde se extravió “Tos” se encuentra “curado”, de hecho nadie entra sin permiso, sobre todo de hecho como los cazadores furtivos, de los cuales dos fueron heridos durante la cacería, de los cuales uno murió, ante eso nadie se arriesga a hacerlo.

En la búsqueda de Couoh Can las autoridades municipales contrataron a tres X´men para contrarrestar lo “curado” del terreno, pero fallaron, una cuarta persona les pidió $14,000 por adelantado para hacer el trabajo, pero como le dijeron que buscara primero al extraviado y luego le pagaban, pero no acepto.

Hoy por la madrugada trajeron a uno de Kantunil, como a las cinco de la madrugada, quien les anticipo que “si no te lo entrego hoy, no me pagues”, pero pidió que a la hora del ritual que no esté cerca personas que no creen en lo que iba a hacer.

Le dieron todo lo que pidió, desde gallina de patio, entre otras cosas, señalando que aparecería en siete horas, siete días o siete años, y fue lo primero que paso.

Para los escépticos que no creen en estas cosas, como un bombero que es cristiano del templo, que al entrar al monte “curado” se llevo la sorpresa de que su brújala giraba sin señalar los puntos cardinales, pero al salir al camino, éste funcionó normal.

A una mujer que grabó con su celular la conversación del otro X´men de donde se encontraba el extraviado, al entrar el terreno “curado” se le agotaba su pila, que son cosas sin explicación. A las 17:15 horas llegó personal del Semefo para el levantamiento del cadáver.