Yucatán enfrenta la peor ola de calor en los últimos años

MÉRIDA, Yuc., mayo 20 (EL UNIVERSAL).- La presente temporada de estiaje de este año sería una de las más intensas de los últimos años, pues ya rebasó la cifra histórica de días con altas temperaturas, advirtió el meteorólogo de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Juan Vázquez Montalvo.

El especialista de la máxima Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), precisó que hasta ahora ya se han presentado al menos 32 días con registros de hasta 37 y 40 grados celsius en Mérida, y algunos municipios del interior del Estado, los registros rebasan los 38 que se contabilizaron en los años 2011 y 1986, años en los que se batió récord en cuanto a presencia de calor.

De acuerdo con el especialista, esta situación ha hecho que este año sea prácticamente histórico en cuanto al calor, precisamente por la cantidad de días que se han presentado los valores de temperatura alta.

“Ya rebasamos las cantidades de los años 2011 y del año de 1986, esto quiere decir que este año estamos enfrentando una intensa sequía. Ante ello -acotó- la gente tiene que tomar sus precauciones porque seguimos enfrentando temperaturas extremas por lo que este récord de 32 días se puede rebasar sin problema”, explicó. Manifestó que para esta semana se espera que se mantengan los valores arriba de los 37 grados en la ciudad, por lo que reiteró que el calor no dará tregua.

Demandó a los ciudadanos mantener sus hábitos de prevención como evitar exponerse de manera prolongada al sol, sobre todo entre las 11:00 de la mañana y las 04:00 de la tarde, utilizar ropa clara, beber abundantes líquidos y cubrirse con gorros, sombreros o paraguas.

Según el pronóstico, se prevé una semana con mucho bochorno en la Península debido a la entrada de aire marítimo tropical, además de que disminuirán la distribución e intensidad de las lluvias.

Estimó que la entrada de aire cálido y húmedo procedente del mar Caribe y golfo de México, en combinación con el calentamiento diurno, origine algunas lluvias aisladas en la región que, más que refrescar, traerán sensaciones de bochorno intensas, ya que se prevén temperaturas máximas de entre 35 y 40 grados centígrados en Campeche y Yucatán.