Clavado mortal en cenote Subinteh

Un vecino de Kanasín intentaba mostrar sus habilidades como clavadista; lanzándose de cinco metros hacia un cenote, por desgracia no cayó en el agua, si no directamente sobre las piedras.

Los hechos ocurrieron aproximadamente las cuatro y media de la tarde. Arnulfo Dorantes de 55 años, estaba con su familia conviviendo en el cenote Subinteh, en Homún. Habían comido y tomado unas cervezas.

El Señor Arnulfo luego de la caída estaba vivo y sus familiares decidieron transportarlo en un auto particular.

Te puede interesar Se cae en un cenote y se ahoga, estaba borracho

En el camino fueron alcanzados por una ambulancia que dio los primeros auxilios, en la carretera Acanceh-Dzitiná.

Debido a la gravedad que presentaba, otra ambulancia más especializada y equipada lo abordó en el puente Teya de la carretera Mérida- Cancún y fue ingresado a la T-1 del IMSS.

El diagnóstico médico fue traumatismo craneoencefálico, fractura de mandíbula y de la mano derecha. La lesión de la cabeza se agravó y no hubo más que hacer, finalmente falleció en el hospital.