Reportan sucesos paranormales en libramiento Tetiz – Kinchil; podrían ser aluxes

Kinchil, Yuc., 8 de junio.- Aunque ya lleva más de un año de haberse inaugurado este libramiento que conecta directamente al puerto de Celestún, hace unos meses, exactamente, a mediados de marzo dimos a conocer de la misteriosa lapidada a un motociclista y un vehículo en horas de la madrugada que pasaban este tramo a la altura del kilómetro 29.

Sin embargo no iba tomar trascendencia cuando hace una semana una mujer vecina de Kinchil, que era trasladada a este pueblo cerca de la medianoche, relató en exclusiva a este reportero un fenómeno paranormal.
E.Y.S.Q, dijo que prefirió guardar este aterrador momento a su familia para no asustarlos.

“Recuerdo que le pedí el favor a mi tío para que me traiga a Kinchil, pues el bus me había dejado, cuando cerca de la curva, a un kilómetro de asomar al libramiento de la vía Kinchil – Tetiz, de repente se apagó el motor del carro, era casi las 12 de la noche.

Nos quedamos asombrados, lo mismo que mi pariente. Fue como en unos segundos, que parecían eternos, al intentar, encender la marcha volvió a arrancar, pero que crees en ese momento, se empañó por completo el panorámico. No te voy a mentir era una mancha blanca que cubría e iba pasando lentamente. Mi tío me dijo con su cara de no ma… viste eso. Si le dije. Me respondió vámonos porque eso no es algo normal, ambos se nos quedo chinita la piel, pues era en pleno calor y sequía. De planojamás había pasado por esto y seguimos el camino hasta el poblado con el susto de nuestras vidas”.

Asimismo el corresponsal pudo averiguar que el año pasado unos polleros a bordo de un camión se aproximaban a este lugar, cuando a un par de kilómetros vieron atravesar una silueta de un menor corriendo y con dirección para el monte.

Los que acarreaban las aves, entre broma y nerviosos dijeron que podría tratarse de un Alux. Por último no solo estos han visto algo parecido a niños correr, una pareja de Hunucmá que se enfilaba por la antigua vía mencionada, aseveró que pasa por misma situación de madrugada, pero resto importancia hasta que se enteró de las pedradas cerca de esta intersección.