Roba Santo en una capilla de Acanceh, se arrepiente por temor al pecado y lo devuelve

La imagen de San Juan Bautista, hecha de madera, que fue sustraída de la capilla del mismo nombre ubicada en la salida de Acanceh hacia Tecoh. La escultura fue devuelva en la parroquia del centro de Acanceh. Nadie vio quién la devolvió.- Foto de internet

YUCATÁN.—Una persona aún no identificada hizo propio el versículo bíblico“arrepentidos los quiere Dios” en Acanceh, donde robó la imagen de San Juan Bautista en la capilla del mismo nombre para luego arrepentirse y devolverla, aunque en otra iglesia.

La peculiar historia surgió el domingo 2 en las redes sociales. Católicos de Acanceh informaron que la imagen sagrada hecha de madera fue robada en la capilla de San Juan Bautista, ubicada en la salida a Tecoh.

La capilla recibe en estos días mantenimiento porque empezará el novenario en honor de San Juan Bautista, el único santo al que la Iglesia Católica festeja en la fecha de su nacimiento, el 24 de junio.

Al dar a conocer el hurto en Facebook, los devotos pidieron al ladrón que devuelva la imagen, expresaron que les da tristeza que sucedan estos robos y se preguntaron cómo puede ser que existan personas sin corazón.

También pidieron que “si alguien tiene información del paradero de la imagen o se les ha ofrecido en venta” avisen al número telefónico 9991-144-110, del joven José Aké, para recuperarla.

Ahora trascendió que el ladrón devolvió la imagen de San Juan Bautista anteayer martes, alrededor de las 10 de la mañana, junto a la imagen de la Virgen de la Natividad en la parroquia de Nuestra Señora de la Natividad, en pleno centro de Acanceh.

Sin embargo, el ladrón no fue identificado porque nadie lo vio dejar la imagen.

La escultura de San Juan Bautista ya se encuentra de nuevo en su capilla, donde los novenarios comenzarán a mediados de este mes y, tras la odisea de la imagen, serán especiales este año.

El caso recuerda el robo del Niño Dios cometido en la madrugada de Navidad de 2017 en el pesebre instalado en quiosco del parque principal de Motul.

La imagen fue recuperada el 22 de enero de 2018 en una camioneta que conducía un menor de 16 años de edad, al ser detenido por infracciones viales.