Arde el Jalisco

Mínima es la diferencia que separa al América (sexto puesto), del Atlas (quinto peldaño), así que ambos buscarán entrar al primer cuarto de la tabla, por lo que su próximo enfrentamiento de esta noche será especialmente aguerrido dentro de la jornada 4 del Apertura 2017.

Miguel Herrera, técnico de los azulcrema, parece confiado para su próximo encuentro, sobre todo después de la victoria sobre Pumas, gracias al pénalti de Cecilio Domínguez; pero no por eso ha hecho que sus jugadores dejen de entrenar.

Mientras, el jugador Luis Reyes “El Hueso” volverá a jugar con los Zorros después de participar con la selección nacional “hay un sueño, que es ser campeón y vamos a buscar eso”, comentó el pasado martes.

Sobre el partido de hoy agregó “El América es un gran equipo, tenemos que preocuparnos por hacer un gran trabajo para conseguir la victoria”.

Por su parte, Rafael Márquez sería duda en el encuentro por la situación que vivió al ser señalado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como el prestanombres del narcotraficante, Raúl Flores Hernández.

“No hay ventaja”

Miguel Herrera, técnico de América, no considera que la ausencia del defensa Rafael Márquez sea una ventaja para sacar tres puntos de su visita al Jalisco. “No (hay ventaja). Es un jugador importante, es líder, capitán, pero los partidos lo han ganado sin tener jugadores de esa jerarquía. Pueden prescindir de jugadores como (Matías) Alustiza, han manejado jugadores alternos que dan la posibilidad de suplir a cualquiera”, advirtió el timonel.

Márquez fue señalado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos de un supuesto vínculo con el narcotráfico.

Y mientras resuelve su situación, el jugador rojinegro tendrá que estar alejado de las canchas.

Al respecto, “Piojo” evitó dar su punto de vista: “De ese tema no sé nada. No voy a opinar”.

La jornada se pone en marcha unas horas antes, cuando Puebla enfrente a Tijuana en choque entre equipos que han perdido sus tres partidos.

Se espera que el boxito Henry Martín ve acción con los Xolos.

 

Compartir
Artículo anteriorEL CONFUNDIDO
Artículo siguienteTodas las opiniones valen