Fingió un secuestro con tal de no ir a entrenar

Paulo Rogério Reis Silva 'Somália' se fue de fiesta y regresó a altas horas de la madrugada por lo que no acudió a la práctica del Botafogo

Resulta que cuando jugaba en el Botafogo, allá por 2010, el jugador Paulo Rogério Reis Silva “Somália” tuvo que inventar que fue asaltado y secuestrado luego de presentarse a una práctica con el “Fogao”.

De acuerdo a “A Bola”, el joven que en ese entonces tenía 26 años, reveló que regresó de una fiesta a las 5 de la mañana y sin ganas de ir a entrenar, por lo que comenzó a esconder sus cosas de valor y joyas para fingir el robo.

Y es que la Policía, bien cuata, en su momento, no divulgó públicamente los resultados de la investigación realizada pero descubrieron todo rápidamente gracias a las cámaras de seguridad.

Botafogo se enteró de lo ocurrido y decidió multar al volante, quien desde ese momento comenzó a ser cedido a préstamo a distintas instituciones. Somália nunca más vistió la camiseta del Fogão, pasando por Ponte Preta, Joinville, ABC y Clube de Regatas Brasil.