Los “Bambis” chambean duro

Son apenas tres días los que los Venados FC Yucatán han trabajado en la pretemporada, de cara al Clausura 2018 del Ascenso MX, pero si algo se ha visto es que la continuidad es algo clave.

Ayer, con algunas caras nuevas de jugadores que se encuentran buscando una oportunidad en el plantel que encare el próximo torneo, los Venados volvieron a entrenar a doble sesión —lo harán al menos hasta que terminar esta semana— con la firme convicción de llegar lo mejor preparados, sobretodo en el aspecto físico, al inicio de la Liga de Ascenso en enero próximo, con la novedad que volverán a disputar la Copa MX.

A todo esto, el entrenador de los ciervos, el argentino Bruno Marioni, sabe que para tener una continuidad importante, después de haber clasificado a la liguilla del torneo pasado, es clave mantener la base.

“Estamos analizando opciones, el lunes vamos a tener tres o cuatro jugadores que se van a incorporar, para ayudarnos a potenciar el plantel que tenemos y darle un toque de calidad al plantel que ha rendido. Queremos seguir creciendo, mejorando y todos los que vengan lo harán con la idea de que el plantel tenga un mejor funcionamiento”, dijo el “Barullo”, quien comienza su segunda pretemporada completa con el equipo yucateco.

Al momento, el argentino Lucas Ontivero, así como los mexicanos Rodrigo Iñigo —aunque él si está haciendo pretemporada—, Jorge Escamilla y Marcelo Alatorre son las únicas bajas confirmadas del plantel. El defensa central Manuel López Mondragón, que tenía ofertas en otros lados, finalmente continuará en el equipo.

“Buscamos un defensa, un mediocampista y uno o dos delanteros, es la idea, tenemos a Briceños (Ulices, operado de las rodillas) y a Martínez, y en enero y febrero tendremos una gran cantidad de partidos, por lo que debemos estar preparados para enfrentar estos dos torneos”, comentó Marioni.

Los ciervos tendrán algunos partidos de pretemporada —se buscan dos de Primera División—, además de seguir con sus trabajos.