Los Gallos lo quieren resucitar

Martínez celebra una anotación que le clavó a los Pumas

El que ya pronto va a volver a la Liga MX es el cromado Jackson Martínez; se ha de acordar de él, porque hace siete años se fue de México para llegar al Porto, pero después se esfumó su pólvora, con el Atlético de Madrid y con el Guangzhou Evergrande de China fue un fantasma, derivado de una dura lesión de tobillo.

Fue hasta la temporada pasada que el colombiano comenzó a retomar su nivel con el Portimonense y apenas ayer, un club mexicano ya está negociando para traerlo a México, se trata de los Gallos de Querétaro.

El delantero de 32 años de edad aún pertenece al equipo asiático, pero las negociaciones con Gallos van avanzadas, según informó una fuente al interior de la institución queretana. “Van como a un 60 por ciento, no está fácil”, chismeó.

Tras tres años casi en el anonimato en el fútbol de China, producto de una lesión en el tobillo, Jackson emigró al Portimonense en 2018, en el que logró ser goleador del equipo en la temporada anterior, con nueve anotaciones en 27 duelos de Liga. El conjunto lusitano buscó quedarse con el ariete y que ya no regresara al Guangzhou.