Manchester, a romper marcas

Fotografia de la Edición Impresa

Manchester City, campeón ya de la Premier League 2017-2018, bajo el mando del español, Josep Guardiola, tiene una serie de marcas por romper en los últimos cinco partidos de liga que le quedan.

El City ganó el pasado sábado en su visita al Tottenham en Wembley, pero no fue sino hasta este domingo que se hizo del campeonato en Inglaterra por la derrota del Manchester United ante el West Bromwich Albion.

Este martes inicia una jornada en la Premier con el Brighton-Tottenham, la fecha 35 que será atípica ya que concluye este lunes con el Everton-Newcastle. Además el fin de semana se disputarán las semifinales de la FA Cup; Manchester United vs Tottenham, el sábado, y Chelsea vs Southampton, el domingo.

Los Citizens, que el sábado ganaron 3-1 en su visita al Tottenham, conquistaron tras la derrota del United su tercer título en los últimos seis años, tras los logrados en 2012 y 2014. Además consiguió el trofeo en 1937 y 1968. Fue el título conquistado más rápido desde el que logró el Manchester United en 2001.

Con cinco partidos por jugar y 87 puntos en el contador, el Manchester City está a solo ocho unidades para batir los 95 que logró el Chelsea en el curso 2004-2005. Con 28 victorias, también está en condiciones de superar los 30 triunfos de los Blues la pasada temporada.

El equipo de Londres ostenta también el récord de goles -103 en el curso 2009-2010- , pero corre peligro porque el City suma 93.

Convertido por sus números y su espectacular juego ofensivo en uno de los equipos referencia que ha ganado la Premier League, al City le queda la espina de la Liga de Campeones, tras haber sido eliminado esta semana ante el Liverpool en cuartos, con dos derrotas (3-0 y 2-1).

En su carrera de los récords el City tiene como primera parada celebrar el título el domingo junto a su afición en el Etihad Stadium. El invitado será un Swansea (17º) metido de lleno en la pelea por no descender.

“Quiero ver nuestra reacción la próxima temporada porque nunca he sido capaz de conservar un título (campeón en 2012 y 2014). No es una dinastía, es solo un título. Estamos muy contentos pero nos queda mucho para desbloquear todo nuestro potencial”, señaló el belga Vincent Kompany, capitán del City.